Sevilla, donde está

El clima de Sevilla, la capital de Andalucía, puede ser definido como mediterráneo, pero por el verano particularmente caluroso parece casi una ciudad norteafricana. De hecho, junto con la cercana Córdoba, Sevilla es durante el verano la ciudad más caliente no sólo de España, sino de toda Europa.
Aquí están las temperaturas medias.
Sevilla - Temperaturas medias
MesEneFebMarAbrMayJunJulAgoSepOctNovDic
Min (°C)56911131720201814107
Max (°C)151720242732363632262016

Las precipitaciones en Sevilla son alrededor de 550 milímetros por año, por lo tanto no son abundantes, y se concentran, como es normal en los climas mediterráneos, entre el otoño y el principio de la primavera, mientras que en verano casi nunca llueve. Aquí están las precipitaciones promedio.
Sevilla - Precipitaciones medias
MesEneFebMarAbrMayJunJulAgoSepOctNovDicAño
Prec. (mm)656090554081520706580560
Días86976101267962

El invierno, de diciembre a febrero, es muy templado: la temperatura media es de 10/11 grados. Hay muchos días soleados, aunque es posible que haya olas de mal tiempo, con viento y lluvia. Es raro que haga mucho frío, sin embargo durante las noches más frías la temperatura puede bajar a cero grados, o incluso 2/3 grados por debajo, pero durante el día es muy raro que la temperatura se mantenga por debajo de los 10 grados.

La primavera es un poco inestable en marzo y a veces en abril, con días de viento y a veces de lluvia, pero es suave y soleada, de hecho se vuelve diá tras día más estable y cálida, antes que el resto de Europa. A menudo ya en abril, las temperaturas diurnas se acercan a los 30 grados. En mayo se pueden registrar los primeros días tórridos, especialmente en la segunda mitad del mes.

El verano, de junio a mediados de septiembre, es muy caluroso, seco y soleado, con temperaturas máximas normalmente alrededor de 35/36 grados en julio y agosto, pero con picos bastante frecuentes de alrededor de 40 grados. En los peores momentos alcanza los 45/47 °C. El sol suele brillar y las lluvias son muy escasas. De hecho, septiembre también es un mes estival, especialmente en la primera mitad, ya que las temperaturas máximas generalmente superan los 30 °C y el sol brilla.
El mar está a unos setenta kilómetros, y por suerte la brisa puede llegar hasta aquí. Además, la humedad no es muy alta, y la oscilación térmica diaria es considerable, por lo que la noche casi siempre reserva algún alivio.

El otoño, desde mediados de septiembre hasta noviembre, es inicialmente cálido y soleado: aún en octubre, especialmente en la primera parte, a menudo la temperatura alcanza los 30 grados. Pero en esta temporada la lluvia comienza a caer de nuevo.

La insolación en Sevilla es excelente en verano, cuando prevalecen los cielos despejados, es buena en primavera, especialmente desde mediados de abril, y es sin embargo discreta en otoño e invierno, cuando se produce un cierto número de días nublados, durante los períodos de mal tiempo, que se alternan con períodos soleados. Aquí está el promedio de horas de sol por día.
Sevilla - Insolación
MesEneFebMarAbrMayJunJulAgoSepOctNovDic
Sol (Horas)677891111118765

Sevilla, Plaza de España

En la costa del Océano Atlántico al sudoeste de Sevilla, conocida como Costa de la Luz, el mar está muy fresco incluso en verano, ya que su temperatura alcanza un máximo de 21 °C en agosto y septiembre. El mar crea un microclima suave en la costa, de modo que durante los días que en Sevilla son tórridos, aquí se pueden encontrar varios grados menos, y una brisa fresca del mar.
Huelva - Temperatura del mar
MesEneFebMarAbrMayJunJulAgoSepOctNovDic
Temp (°C)161516161719202121201817

Cuándo ir


Los mejores meses para visitar Sevilla son abril, mayo y octubre, para evitar la canícula estival y las lluvias invernales, aunque a veces en estos meses puede llover. Aquellos que soportan el calor pueden elegir el verano, preparándose para la probable canícula.
En invierno puede haber muchos días agradables, soleados y primaverales, aunque por la noche puede hacer frío, y no se excluyen olas de mal tiempo.

Volver a Andalucía.