Dresde, donde está

En Dresde, una ciudad del este de Alemania, capital del Estado Federado de Sajonia y atravesada por el río Elba, el clima es moderadamente continental, con inviernos fríos, en los que las temperaturas medias rondan los cero grados, y veranos moderadamente calurosos, en los que las temperaturas diurnas fluctúan alrededor de los 24 grados.
Aquí están las temperaturas medias.
Dresde - Temperaturas medias
MesEneFebMarAbrMayJunJulAgoSepOctNovDic
Min (°C)-2-21491214141172-1
Max (°C)3481419222424191474

La ciudad está expuesta a masas tanto de aire frío como caliente, por lo que el clima y las temperaturas son muy variables. Durante los meses cálidos, de mayo a agosto, es posible que haya tormentas vespertinas.
Las precipitaciones alcanzan los 665 milímetros por año: por lo tanto no son abundantes, como suele pasar en la Europa oriental, pero están bien distribuidas a lo largo del año. Aquí están las precipitaciones medias.
Dresde - Precipitaciones medias
MesEneFebMarAbrMayJunJulAgoSepOctNovDicAño
Prec. (mm)453545406560858550455555665
Días109989101110881111113

El invierno, de diciembre a febrero, es frío, con temperaturas medias que fluctúan alrededor de cero. En realidad, durante el invierno, se alternan diferentes situaciones.
Cuando prevalecen las corrientes atlánticas puede haber períodos relativamente templados, puede llover y las temperaturas pueden exceder los 10 grados, pero en estos casos el viento y la humedad pueden exacerbar la sensación de frío.
Luego, puede haber situaciones en las que domina la alta presión, y entonces el clima se vuelve frío y gris, con heladas nocturnas, y temperaturas diurnas alrededor de cero, o incluso un poco por debajo. Cuando luego llegan las perturbaciones de origen atlántico, fluyendo sobre la capa de aire frío, pueden traer nieve, aguanieve, lluvia mezclada con nieve o lluvia helada.
Otras veces, las corrientes frías de origen polar, pero especialmente las de origen siberiano, pueden traer nieve y escarcha, a veces intensas. En el pasado, una vez cada pocos años ocurría que durante meses enteros la temperatura se mantenía por debajo de cero. En los últimos años, esto se ha vuelto más raro, sin embargo, a veces todavía hay olas de frío intenso que pueden durar semanas, y en las que la temperatura puede caer hasta -20 °C.

La primavera, de marzo a mayo, es una estación caracterizada por un tiempo inestable, en la que las primeras lluvias y el regreso del frío se alternan. Marzo suele ser un mes frío, con nevadas bastante frecuentes. En abril todavía es posibles que vuelva el frío, con nevadas tardías, especialmente en la primera mitad, pero también se registran los primeros días templados, en los que la temperatura alcanza los 20 grados, especialmente en la segunda mitad del mes. A principios de mayo todavía puede hacer frío; pero con el pasar de los días se producen los primeros días agradablemente cálidos, en los que se alcanzan los 25 °C y pueden estallar las primeras tormentas eléctricas vespertinas.

El verano, de junio a agosto, es agradablemente cálido: las temperaturas diurnas fluctúan alrededor de 22 grados en junio, y 24 grados en julio y agosto. Las noches, sin embargo, son frescas, y a veces incluso un poco frías. También en esta temporada pueden pasar perturbaciones atlánticas, acommpañadas por algunos días frescos, nubosos y lluviosos, mientras que cuando el cielo está despejado la máxima puede acercarse a los 30 grados. Se puede observar una cierta variabilidad de un año a otro: puede haber veranos caracterizados por largos períodos cálidos y soleados, y otros en los que el frescor es más frecuente. Sin embargo, algunos días calurosos, con máximas de alrededor de 28/30 grados, ocurren casi todos los años; de vez en cuando puede haber incluso intensas olas de calor, con máximas de 36/37 grados, que por lo general duran sólo un día o dos.
Durante los días despejados, por la tarde pueden estallar algunas tormentas.

En otoño, de septiembre a noviembre, el flujo de las perturbaciones atlánticas, que nunca se había detenido completamente, recomienza con mayor frecuencia, aunque a veces puede haber un período de buen tiempo y calor fuera de temporada, una especie de verano indio llamado Altweibersommer, en septiembre y a veces incluso en octubre. Septiembre, sin embargo, sigue siendo un mes discreto; el frío y el gris llegan generalmente en la segunda mitad de octubre o más fácilmente en noviembre, cuando incluso son posibles las primeras nevadas.

Dresde

La insolación en Dresde nunca es muy buena, de todos modos es discreta de mayo a agosto, cuando los días son también muy largos, y hay alrededor de 7 horas de sol por día. De noviembre a febrero, sin embargo, el sol es raro y los días son cortos. Aquí está el promedio de horas de sol por día.
Dresde - Insolación
MesEneFebMarAbrMayJunJulAgoSepOctNovDic
Sol (Horas)234677775422

Cuándo ir


El mejor período para visitar Dresde va desde mediados de mayo hasta finales de septiembre. En septiembre los días son más cortos que en los meses anteriores, pero el clima es generalmente fresco y agradable. Sin embargo, incluso en plano verano es mejor llevar ropa de abrigo, como un suéter o un jersey, y una chaqueta ligera para las tardes más frescas. Un paraguas o un impermeable también pueden ser útiles, para las lluvias y las tormentas eléctricas.